ACOMPÁÑANOS EN NUESTROS VIAJES

15 ene. 2011

PIRINEO ARAGONÉS y COSTA CANTÁBRICA julio 2009. 3

Martes, 21 de Julio

Sin prisas, desayunamos tranquilamente y salimos a descubrir  el balneario, que resultó ser un sitio contradictorio. Es como un pueblo fantasma. Todas las preciosas edificaciones del siglo pasado completamente cerradas en ruinas, las calles desiertas y con escombros por todas partes. Se intuía perfectamente lo que debió ser en su momento de apogeo y era fácil imaginarse  a la burguesía de entonces paseando por tan bello lugar entre el suntuoso hotel y la multitud de tiendecitas prestas a ofrecerles remedios para todos sus males, o bien las incipientes ofertas de actividades en la montaña que ya a finales del diecinueve se ofrecían como muy aconsejables para la salud física y síquica. En contraposición a todo aquello se encuentra una iniciativa actual en cuanto a diseño arquitectónico . La construcción de un nuevo hotel vanguardista que provoca inevitablemente controversia por su diseño en un entorno natural de semejante belleza y además tan cercano al tipo de construcción  glamuroso del resto del balneario. Esta controversia aparece muy a menudo en multitud de sitios. Una construcción que por sí sola, aislada, goza de una evidente valoración en todos los sentidos, pero realizada en depende qué sitios, suscita encontradas opiniones. Sucedió con el “Pompidú” en París, con el “Gougenhein” en Bilbao, el puente de Calatrava en Venecia etc, etc ... Quizás si en lugar de construir algo nuevo aquí, se hubiesen dedicado a restaurar y conservar aquellas construcciones tal y como eran, se hubiese conseguido el tirón necesario para rehabilitar todo el conjunto que evidentemente merece la pena. Pero claro, simplemente es una opinión más. Sea como fuere disfrutamos mucho de todo aquello, es sencillamente una preciosidad. Después de comer, Flor se perdió por esas callejuelas para realizar apuntes y yo me dediqué a descubrir algunos intríngulis de la AC que aún desconocía. La calefacción, otros ajustes del puesto de conducción, el funcionamiento del agua caliente, la ducha... que descubrimos que se salía por el plato.... y para que la dicha fuese completa también descubrí que se me olvidó traer en el equipaje el cargador de la batería de la cámara de vídeo... desastre total. Fuerte cabreo. Sin embargo ahí no terminaron las desdichas, me recordó lo de la teoría de “Murphi”, la cámara de fotos se estropea.. definitivamente no funciona, bloqueada, no se enciende. Qué desastre... en pleno viaje y sin cámara de fotos ni de vídeo. Esto es una situación extrema que hay que resolver, pero tiene que ser en la “civilización”.
A pasear que merece la pena. Esta zona es un sitio clásico de acceso hacia varias cumbres clásicas de Pirineos, varios tresmiles se encuentran “cerca” y las rutas de aproximación parten de aquí. Pero en cuanto empiezas a caminar por alguna de ellas recuerdas enseguida que están bien guardadas por desniveles salvajes para los que hay que estar convenientemente preparados y claro ni era el objetivo ni el momento de intentarlo. Otra noche tranquila y apacible, sin tv porque no hay señal pero con el portátil arreglando las únicas fotos que conseguimos hacer.

Miércoles 22 de Julio

Salimos para continuar viaje con una extraordinaria buena sensación de aquel lugar. La bajada que recordando la subida creíamos que iba a ser complicada no lo fue en absoluto, si vas tranquilo reteniendo con el motor sin dejar que se lance, no hay ningún problema.  Dirección a Sallent de Gállego y vuelta a la civilización. Localidad muy bonita inmersa aún más en el corazón de Pirineos. Como todos los pueblos de montaña, algo complicados para encontrar aparcamiento, más aún cuando en aquella ocasión estaban celebrando el celebérrimo festival de Pirineos Sur. Viendo aquel ambiente, enseguida nos situamos en la hipótesis de vernos jubilados viajando por todas partes para exponer de festival en festival sin complicaciones y sin prisas. A preguntar como es la organización de ése festival por si acaso. Mira por donde el responsable de la organización es un “morito” quien nos ofreció una escueta información, sin mucho interés aparente, remitiéndonos enseguida a la página web. Intuí que no ofrecíamos a sus ojos el perfil de feriante típico de esos eventos. 

Playa de Ondarreta

Dimos alguna vuelta por el pueblo que nos pareció agradable pero algo “pijín”. Decidimos continuar viaje volviendo a Bielsa y seguir hacia Navarra y El país Vasco. Paramos a comer en el aparcamiento del embalse de Búbal, que reitero es un lugar muy recomendable. Bajamos hasta Jaca y buscamos un sitio para reponer viandas. Los supermercados en las localidades grandes suelen estar bien publicitados pero en esta ocasión nos costó Dios y ayuda encontrarlo y unido al calor bochornoso que nos acompañó decidimos descubrir Jaca en otra ocasión y continuar. De momento circulamos cómodamente pero llegando a Navarra, la carretera se convirtió en una ratonera de curvas y obras. Semáforos para dejar pasar por un solo carril. En esas circunstancias se nos presenta otro problema. Los dos cajones de corredera situados debajo del fregadero se abren a cada curva y con el miedo de que se pueda romper algo y la imposibilidad de parar en ningún sitio, Flor se coloca en el suelo sujetando los dos cajones, pensando que sería solo unos instantes, pero como digo, la infraestructura de todo ese tramo de carretera me impedía detenernos lo que al final supuso bastante más de ventitantos kilómetros en esas circunstancias. Puente La Reina, Berdún. Chistoso si no fuese por la mala uva que se te pone. Al fin y a la altura del pantano de Yesa consigo pararnos en un apartado que tienen los de la obra y no encontramos otra solución que meter los dos cajones en el garaje para que no se produzca ningún percance grave. Solución drástica pero que nos permite continuar con tranquilidad y sin mayores problemas. Obviamos la zona de Navarra porque ya conocemos esos valles de un viaje fantástico que realizamos un otoño con la caravana y del que guardamos gratísimos recuerdos. Pasado Lumbier paramos en el área de descanso del mirador de Loiti para merendar y sosegarnos de tanto mal rollo acumulado. Buen sitio. 

Últimos rayos de sol en Ondarreta

Está en un alto en donde corría un agradable fresquito con un bonito paisaje. Recomponemos la situación, ya con tranquilidad, para ver donde terminamos el día. Dada la hora decidimos ir a un área para Autocaravanas cerca de Pamplona, Legarda, para así conocer como son estas áreas y de paso en Pamplona intentar encontrar una solución al tema de las fotos, asunto prioritario para nosotros. Desde donde nos encontramos hasta Pamplona aparece como un regalo del Cielo una recientísima autovía hasta la misma capital y además todo cuesta abajo. ¡ Que maravilla¡ después de todo lo que hemos pasado. Cuanto tiempo que no utilizaba la 6ª, y a puntita de gas llegamos enseguida a la capital Navarra. Nos resultó fácil coger la autovía hacia Logroño , que es donde se encuentra Legarda, no así de fácil fue encontrar el área, ya que la información que llevábamos de todas las áreas estaban apuntadas a mano cogidas de las páginas webs y como íbamos sin Tom-Tom pues nos metimos en el desvío a Legarda pueblo teniendo que dar la vuelta nuevamente y por pura intuición seguir un poco mas adelante por la autovía hasta que descubrimos la famosa señal de área para autocaravanas. Era una gasolinera pero estaba todo muy inclinado y observando que en el otro sentido hacia Pamplona parecía más llano, decidimos dar la vuelta más adelante y efectivamente era mucho mas apropiada. Nos paramos cerca de los terminales de carga de agua y luz, aunque no los utilizamos. Completamente solos, ni Acs ni camiones nos dispusimos a pasar la noche después de un día intenso en kilómetros.

Jueves 23 de Julio

Nuestra primera estancia en una área para autocaravanas. San Sebastián. Curiosos vecinos.
Aunque estás junto a la autovía, no nos molestó para nada el ruido de la circulación y eso que está cuesta arriba, supongo que el cansancio tuvo algo que ver. Después del desayuno, vaciamos los depósitos y salimos en dirección a la capital. Como los polígonos industriales y las nuevas áreas comerciales de toda ciudad grande se encuentran en las afueras, nos resultó fácil localizar desde la autovía los carteles que anuncian éstas áreas, por lo que después de dar veinte vueltas a rotondas, enlaces, zonas de aproximación, etc, dimos con un Media Mark, que fue donde habíamos comprado la cámara, pero como era lógico nos informaron que ellos no arreglan nada a no ser que la depositásemos allí para que ellos las mandasen... total que sería de quince a veinte días. Como no era la solución decidimos comprar otra que nos pareció interesante y por un precio muy ajustado. Resultó una buena compra por la calidad que nos ha ofrecido hasta la fecha y mas barata que la estropeada..... así son las cosas actuales de la técnica digital. Allí mismo y viendo la cantidad de empresas de todo tipo que existían se nos ocurrió preguntar por un concesionario oficial de Fiat para que mirasen el problema del motor, estando en garantía supongo que lo mirarían sin mayores problemas, y efectivamente nos informan de un sitio en Burlada donde está el concesionario oficial de la provincia, total ahí al lado...saliendo en dirección a Irún... cerquita... después de la última rotonda... antes de coger la carretera de Francia... a un paso.... ¡madre de Dios¡ que buena intención la de ésta gente, pero que locura de enlaces, idas y vueltas. La NA30, equivalente a nuestra querida M30 la recorrimos en ambas direcciones un par de veces por lo menos, toda la santa mañana.......imposible encontrar ni la salida, ni Burlada, ni el concesionario......... ahí fue donde decidimos que en cuanto pudiésemos teníamos que actualizarnos con el tema de las orientaciones y dejar el clásico mapa del MOPU para pasarnos a la era del Tom Tom.  Verdaderamente artos de no conseguir nada, decidimos continuar viaje hacia San Sebastián. Preciosa la ruta de ésa autovía de pago cruzando zonas de nombre conocidos y que intuía muy recomendables para visitar en otra ocasión. 



Ya muy cerca de Donosti la circulación se convierte en algo caótica y muy intensa, por lo que decidimos parar a comer en una gasolinera junto a muchos camiones en un sitio, creo que por Lasarte, agobiante por el calor. Nos pusimos junto a una caravana de Holandeses que estaban tan felices a pleno sol, comiéndose unos bocatas disfrutando de la chicharrera que caía a esas horas. Dentro de la AC, solo con las mosquiteras se estaba francamente bien y después de un buen ratito descansando pasamos a unas mangueras de lavado para darle un repasito a la zona de la cabina, que ya se encontraba llena de mosquitos de muchas provincias. Tenía que estar guapa antes de entrar en Donosti. Recopilé toda la información manual que teníamos del área en San Sebastián. Entrar por la avenida de Tolosa, continuar hasta un par de rotondas donde ya están las indicaciones internacionales de Áreas para Ac, nada, lo de siempre, como no te puedes detener así como así, te entra el agobio, pero mira por donde, veo a un repartidor en una calle ancha que me permite detenerme a su lado y desde la ventana le preguntamos. Empieza a indicarnos pero nos ve la cara que ponemos y hace un gesto como diciendo...estos no se están enterando....y decide....”venga, tirar detrás de mí”, que tío mas genial, nos dejó casi a las puertas, viendo de lejos la entrada... y se largó diciendo adiós con la mano fuera de la ventana sin darnos la opción de agradecérselo más que con un fuerte bocinazo. El área estaba llena (50 plazas) solo un par de sitios, intento en la primera y casi le rozo a un francés, menos mal que no estaban, ese sufrimiento que se evitaron, decido en la otra y aquí puedo maniobrar mejor, junto a una integral italiana y otra de Bilbao. Flor gesticulando con los brazos parecía a esos de los portaaviones pero sin banderitas.

Junto al Peine de los Vientos.

Una vez bien instalados y ya tranquilos damos una vuelta para ver el panorama. Es la primera vez que estamos junto a tantas autocaravanas, nacionales e internacionales. Ahora sí nos sentimos autocaravanistas de toda la vida, y nuestra “Milonguera” parece hacernos un guiño allí sin desmerecer de nadie. Intento averiguar en el poste de entrada la forma de pago de la estancia, resulta algo complicada porque hay que teclear hasta la matrícula para dejar el tiket adherido en el parabrisas y así la policía municipal puede controlar el máximo de 48 horas de estancia. 6 € por día. Mira por donde, un madrileño nos hecha una mano con las explicaciones y comenzamos una tertulia sobre viajes y autocaravanas, como no. Ellos venían de Francia con su cuñado, cargados de críos y bicicletas. Hablamos de donde hemos estado nosotros y de donde vienen ellos, comentando la enorme diferencia que hay en el país vecino con respecto a las autocaravanas. Así surgió el tema de Fuenterrabía, que yo tenía en mente para visitar más adelante, recordando el enorme aparcamiento que había junto a la playa y que me recomendó visitar ahora que está muy cambiado, acondicionado y aunque de pago ahora se permite pernoctar también sin problemas.



 Decidimos tomar un “tentempié”  y salir a pasear ya que el área se encuentra muy céntrica y caminando nos acercamos hasta la playa de Ondarreta. Por todas partes se puede circular con bicicletas existiendo carriles perfectamente acondicionados para ello. San Sebastián sigue siendo una ciudad encantadora la visites cuando la visites. Hacemos fotos de los tenderetes playeros que recuerdan a los años veinte; dada la hora que era estaban ya recogiendo, pero con la luz del atardecer hicimos fotos preciosas de toda la playa hasta la zona del “peine de los vientos” con bonitas y espectaculares vistas de la Concha. No nos extraña que los donostiarras se sientan tan orgullosos de su ciudad. Un paseo tranquilo, apacible y encantador de recordar. Volvimos tarde al área para cenar. Allí sí pudimos ver la tele. Noche tranquila y un buen descanso.


Siguiente entrada: Pirineo aragonés y costa cantábrica (4)     


Si te ha gustado esta entrada y la información que incluimos te ha sido útil..... agradecería tu g +1
recomienda este blog en google.


                 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...