ACOMPÁÑANOS EN NUESTROS VIAJES

30 nov. 2011

FRIBURGO: ALEMANIA Y AUSTRIA.3


Jueves 07 julio 2011

  Largo trayecto nos esperaba hasta Friburgo, (Freiburg im Breisgau) aún así, preferimos seguir circulando fuera de los peajes, ya no por el ahorro que supone, que también, sino por la enorme diferencia que hay en hacer un viaje de una u otra manera, solo necesitas la premisa de llevar tiempo suficiente.


Área de Givry (Francia) 
   No me canso de decir que es inigualable la sensación de viajar como si no llevases ningún rumbo fijo, pongo el destino en Friburgo desde Albí y por donde nos lleve el navegador. Sin ninguna duda, atravesando Francia en esas condiciones descubres un país diferente a si lo haces por las monótonos autopistas, además el paisaje de esta parte de Francia con variedad de campos y cultivos nos gusta muchísimo mas que el que recorrimos el año pasado camino de Normandía y la Bretaña donde  había tantos arboles a lo largo de la carretera que íbamos todo el tiempo como el caballo de un picador. Pero claro, sabemos que son circunstancias particulares de cada momento. Descubres, por ejemplo, que hasta en el pueblo mas pequeño suelen tener sus monumentos en recuerdo a los caídos locales durante las dos guerras mundiales, la del 14 y la del 39, listas interminables de personas que te hacen reflexionar; de ayer mismo, como quien dice.

Puerta de Schwabentor 

 Aún a pesar de haber tenido pocas ocasiones de relacionarnos con los lugareños, viajando por estas carreteras sí se producen mas oportunidades de contacto con ellos, en las gasolineras o comprando en los Super U, se aprecia gente mas cercana que los del norte y que quede claro que no hemos tenido ni un solo problema, es solo cuestión de actitud.

Debido a la travesía del  río  Dreisam y el cruce de carreteras Oberlinden,
el Obertor o las puertas Schwabentor eran de particular importancia en la antigüedad.

Aún así circulamos por muchos tramos de autovías sin peaje y la marcha se hizo rápida y tranquila a pesar de que por la tarde el cielo oscureció, comenzó a llover y no cesó hasta el día siguiente.
En un área de descanso, casi oscurecido, antes de llegar a Chalon-Sur-Saone (E-15), buscamos en el navegador un área de pernocta para dar por finalizada la jornada. A 7 kilómetros aparece la mas cercana y allí nos dirigimos a través de un fuerte aguacero. Salimos de la autovía y entramos en un pueblecito muy pequeño, Givry.


A esas horas, las 8 de la tarde y lloviendo, parecía un pueblo deshabitado, y qué sorpresa cuando tras recorrer sus solitarias calles sin circulación alguna, nos topamos con un área fantástica. Conté quince autocaravanas y aún había sitio para cinco o seis más. Asfaltada, plana y gratis. N 46º46’47’’ E 04º44’53’’ Un sitio tranquilo con información sobre las actividades "out-door" que desde allí se podían realizar. Rutas en bicicleta, senderismo, pesca, navegación a vela, navegación fluvial, todo rodeado de inmensos bosques protegidos. ¡Qué nivel!. Después de nosotros aún llegaron varias autocaravanas. Por curiosidad vimos tres Benimar iguales que la nuestra aunque francesas. Otra noche relajada y fresca.


  Al día siguiente descubrí fuera del área y junto a un colegio, el borne de llenado y vaciado, el típico que hay que introducir una ficha que se compra previamente en varios sitios del pueblo. Solamente necesitábamos poner a punto el “poti” que ya andaba próximo a encender su botón rojo.



Viernes 08 Julio 2011

ALEMANIA
Llegamos a Friburgo sin darnos cuenta, ya  no se distinguen fronteras físicas , son los nombres , son las señales de tráfico, es el asfalto de la “Autoban”, ya no es la Gendarmeríe”....
Pues sí, efectivamente ya estamos en Alemania, el ambiente se nota algo diferente. El destino lo he marcado por las coordenadas que dejaron otros blogueros de un camping de Friburgo, capital de la Selva Negra, creyendo que era el municipal que dejaron en su blog otros viajeros. Allí  nos dirige  el TomTom por las aglomeradas calles de esta turística ciudad en un viernes por la tarde del mes de julio.




El Martinstor (Puerta de Martín)  es la más antigua de las dos torres que sobreviven de la primera
 fortificación de Friburgo y fueron construidas a principios del siglo XIII.


  Llegamos con precisión a un  camping pequeñito pero muy bien acondicionado "Hirzberg" con la suerte de que una de las recepcionistas habla español . Nos desalentamos al comprobar que no se trata de un camping municipal como habíamos entendido sino que es uno  normal. No era nuestra intención entrar tan pronto en  un camping  pero la ausencia de áreas y el no llevar ninguna otra referencia nos induce a registrarnos aunque con cierta contrariedad. Tenían conexión Wifi pero por horas, no comprendo porque quieren sacar dinero por un servicio que ya tenía que estar integrado y universalizado en todos los campings de forma gratuita  como si fuera el aseo, en la mayoría de los hoteles es así......¡ eeeea ya llegará!.....

El Bächle Friburgo o pequeños canales son una parte integral de la antigua ciudad
histórica. Originalmente eran probablemente utilizados para el suministro de agua
 industrial o como alcantarillas. Hoy en día los canales son una zona de juegos
 populares para adultos y niños por igual. Dicen los lugareños que si mojas tus pies
en estos canales regresarás a Friburgo.

  Bueno ya está, vamos a aprovechar  que estamos en un camping y usar sus duchas en vez de la nuestra, conectar la luz..... ya empezamos. Esta vez habíamos intentado ir bien pertrechados  e informados de los tipos de enchufes que se utiliza por aquí..¿Para cuando una normativa europea común? ¿para que sirve la. U.E.? Para otros asuntos mas importantes aunque tenemos serias dudas de su eficacia.  Nos habíamos provisto de dos multiacoples eléctricos que se suponía  servían para tooooodos los países del mundo mundial, incluido Swazilandia, pero ¡¡no podía funcionar bien a la primera! Me dirigí al alemán que nos había indicado la parcela correspondiente,  por cierto jamás habíamos visto a nadie dar las indicaciones para aparcar con tanta eficacia y precisión y hasta con un cierto “gracejo” en sus gestos.......ya le decía a Flor a ver si tomas nota.


  Los enchufes tenían tres agujeros redondos de los gordos, pero está claro que mis “superacoples con supuesta validez para todo el universo” se habían olvidado de poner el correspondiente a Alemania. Probé  todas las combinaciones posibles hasta que tuve que desistir e ir a recepción y pedir ayuda, La recepcionista que hablaba español ya no estaba, tuve que arreglármelas con el encargado de dirigir a los clientes a sus parcelas, el mismo que nos había ayudado a nosotros.


  Tampoco es mayor problema en una situación semejante porque era fácilmente entendible hasta en suajili, pero el tío se demoraba bastante en atenderme porque no hacía mas que colocar gente que llegaba al camping hasta que una vez que pasaba cerca le recordé y le hice ademán que viese el cable.

Dicen que la torre de la catedral de Friburgo es la mas bella de la cristiandad, pero lo cierto
es que en este momento la encontramos con los rulos puestos haciéndose la "toilette".
 Una pena, los andamios nos persiguen. 

 Se solucionó fácilmente cuando al ver el terminal de mi cable  comprendió la situación y lo enchufó directamente en uno normal, como Dios manda, de dos agujeros , que estaba escondido debajo de un cubo que tenía puesto  por si llovía, ¡Solucionado rápidamente! tanto idioma diferente solo sirve para crear inconvenientes  a dos  idiomadisminuidos como nosotros.

La catedral de «Nuestra  Señora» del siglo XII,  con su destacada torre de 116 metros de altura,300 escalones, es un símbolo de Friburgo. Tiene 15 campanas y, junto a ellas, una de las más antiguas de Alemania, «Hosanna», con un peso de mas de  4.600 kilos y un tono oscuro, fue fundida en el año 1258.

 Ya tranquilos y bien acomodados nos decidimos a bajar  hasta el centro histórico que según nos informaron estaba a un kilómetro y medio. Pues venga, cogimos la mochilita, las cámaras de fotos y comenzamos de verdad nuestro primer deambular por tierras germanas. Es inevitable en estas ocasiones ir fijándonos en las  diferencias ...¡ Que bicicletas mas grandes.....Que  despacio circulan con ellas .....Son mas callados que los franceses, fíjate, sus caras reflejan su carácter, que serios van por la vida aunque estén haciendo una actividad lúdica!....

Arbotantes y pináculos. Las gárgolas son las mas bonitas y originales que hemos visto hasta hoy.

  Enseguida llegamos a la entrada del casco antiguo delimitado por una preciosa torre  con un gran reloj por donde transitaban los tranvías a través de dos grandes arcos que la sustentan y de nombre impronunciable " Schwabentor". Tendré que ir copiando de los catálogos los nombres de las ciudades y monumentos.

Entrando en el vestíbulo, se encuentra una de las series de figuras mejor conservadas y más amplias del arte escultórico del alto gótico. Es la primera vez que vemos un pórtico policromado.




La tranquilidad que reinaba por las calles de Friburgo, chocante para nosotros claro, no nos dimos cuenta que ya eran las siete de la taaaaaarde ¡Pero bueno!  en el mes de julio y un viernes con el sol todavía brillando con fuerza y ya todo el mundo recogido en sus casas??? Hace años cuando visitamos  Austria que para el caso son primos hermanos, era el mes de septiembre y la temperatura y la luz eran muy diferentes , pero ahora.... ¡Estos teutonesssss!....


  Nos dirigimos al centro neurálgico de la ciudad . La plaza donde está la catedral "Münsterplaz" y ¡que chasco! Toda llena de obras, la torre, la fachada, ....andamios y escaleras y para completar el tema igual que en Albí, toda la gran estructura de un escenario para un festival de música instalado y tapando las preciosas fachadas de la "Kaufhaus" almacén histórico, que hay enfrente de la catedral.

                                 

.

Total, que ni una foto general decente sería posible sacar de esta singular y preciosa plaza medieval ; por el contrario nos llevamos una gratísima sorpresa al ver la impresionante cantidad, tamaño, variedad, especialmente expresivas y magníficas gárgolas que  coronan sus tejados y contrafuertes. En nuestra opinión son las mas bonitas que hemos visto jamás hasta ahora. Ya subiremos algunas fotos en una próxima entrada dedicada expresamente a las gárgolas de la catedral de Friburgo.


  Un buen rato nos pasamos captando los detalles de estos seres fabulosos, intrigantes y diabólicos. Por cierto, en este caso creo que hemos sido grandes afortunados al llegar en este momento, porque la catedral está siendo sometida a una concienzuda y profundísima limpieza; ésto que indudablemente debe ser bueno para la salud de la piedra, sin embargo en nuestra humilde opinión, le quita a las gárgolas todo el mágico embrujo que poseen con el  verde musguillo que las cubre. Una vez limpias, parecen simples botijos recién salidos del torno de un alfarero, pasarán  seguramente muchos años hasta que recobren la belleza que les proporciona la pátina del tiempo.
Como las gárgolas de la catedral de Friburgo son tan majestuosas, variadas y magníficas, hemos hecho una entrada aparte dedicada solamente a ellas,


  Cuando llegamos a una gran ciudad, nos gusta echar un vistazo a las galerías de arte, es un termómetro inequívoco de la salud económica y cultural de una ciudad. Todo cerrado claro, pero  sus escaparates exhibían muy buenas obras, mañana volveremos a curiosear un poco.

  Proseguimos con la caminata observando ahora otra peculiaridad de Friburgo, los canales de agua que surcan la ciudad a ras del suelo y a lo largo de las calles y que en los días calurosos sirven para poder refrescarse los pies en cualquier momento, así vimos que hacían varios ciudadanos al día siguiente claro,  porque ahora andábamos solos por las calles como he dicho antes.

 En el interior de la catedral,  las vidrieras son uno de los elementos artísticos,  antiguos y significativos.  La vidriera de cerca de 4 m² de Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein) recuerda a esta filósofa judía conversa, carmelita que fue asesinada en el campo de concentración en Auschwitz en 1942.

El altar mayor de H. B. Grien, pintado por este alumno de Alberto Durero para la catedral entre 1512 y 1516, desarrolla la historia sagrada de la cristiandad desde tres puntos de vista.


 Decidimos volvernos al camping porque nos sentíamos muy cansados. La jornada había sido muy larga y los muchos kilómetros  se dejaban notar. Para completar el día y añadir no poca tensión en ésta primera jornada en Alemania, Violeta, la pequeña de nuestras dos gatitas se empeñó en darnos un susto gordo.


  Ellas jamás salen de casa y cuando nos acompañan en la auto y llegamos a destino las desenganchamos de sus largas cuerdas para que puedan moverse mas a sus anchas por el interior de la autocaravana, son muy miedosas y jamás se asoman a la puerta en ningún momento, aunque no solemos dejarla abierta, pero en esta ocasión, ya de noche y en un descuido, la pequeña Violeta cambió de opinión y decidió investigar y en algún momento en que la puerta se quedó entreabierta desapareció y no había manera de encontrarla. Hay que imaginarse el panorama, en un camping alemán donde a esas horas reina el mas absoluto de los silencios y nosotros con las linternas buscando por los alrededores entre los acampados sin poder levantar la voz para llamarla, solo podíamos susurrar su nombre bajito, muy bajito, lo cual acrecentaba nuestra angustia.

Había que elegir, fotografiar un detalle o un entramado de focos y pantallas de escenario. Detalle del Almacén Histórico de Friburgo, construido en 1532 por Lienhart Müller en la plaza frente a la Catedral, para gestionar el mercado principal. Los emblemas y estatuas principal de Hans von Staufen Sixt son un homenaje a la casa de Habsburgo.

  Al final la localizamos acurrucada debajo de nuestra  auto, aunque subida en el eje de las ruedas junto a la carrocería, por eso cuando nos agachábamos no la podíamos ver. ¡Que mal rato pasamos! está claro que tenemos que poner una mosquitera lo antes posible para  poder tener la puerta abierta y evitar  otro sofocón. Caímos como talegos justo cuando comenzaba a llover.



Sábado 09.07.2011

  Nos levantamos temprano y de vuelta por la ruta del kilómetro y medio (una milla) dispuestos a intentar descubrir algo mas que la tarde anterior.


  La luz mejora las fotos pero aún así llegamos a la conclusión que Friburgo está muy bien, es muy bonita pero demasiadas  tiendas de marca idénticas a sus hermanas de cualquier otra ciudad  . Es mas, hay mil sitios que te dejan mejor sabor de boca.


  En la plaza de la catedral durante todos los días de la semana, excepto los domingos, se celebra un mercado de productos regionales y artesanía local, pero hemos llegado a la conclusión que llevar chismes luego te da el trabajo de tener que limpiar el polvo, así que de eso pasamos olímpicamente. Había cosas originales pero aquí nos dejamos llevar por la glotonería y nos pedimos dos bocatas de salchichas de Francfurt con cebolla y mostaza.

Fachada norte de la Catedral. Fijáos, a pesar de que es un sitio transitado a mas no poder, el suelo está completamente verde entre las piedras. Esto da una idea que en realidad ni en Alemania ni en Francia tienen ningún mérito al tener los jardines tan bonitos y es que no les cuesta ningún trabajo. ¡En Almería les quisiera ver yo!.

  Sentados en unos bancos de piedra en los soportales de la casa de aduanas, la dorada y roja, dimos buena cuenta de ellos, junto a un personaje singular. Un caballero con impecable traje de verano y aspecto, de intelectual solitario,  no apartaba su vista fijada en la catedral, de vez en cuando se pegaba unos buenos lingotazos de la botella de vino blanco que  sujetaba por el cuello. La llevaba por la mitad cuando llegamos y no paró de “elevar el codo” hasta que la terminó durante el tiempo que nosotros tardamos en liquidar los bocatas, que por cierto nos supieron a gloria y nos quitaron las ganas de comer ya nada más.


  Ahora las galerías de arte estaban abiertas, desde luego Friburgo  tiene buenas galerías. Entramos en un par de ellas y enseguida nos ofrecieron catálogos. Intentamos disimular lo mas posible la caída de mandíbula cuando nos fijamos en los precios.

Evidentemente no son estas las obras a las que nos referimos en el relato. Ésta es una foto expuesta también en una galería pequeñita que nos hizo ilusión fotografiar. 


  5.600 € unas manchas preciosas desde luego, en acuarela, de 50x70 cm. y 1.300 €  tamaño 25x35 y eso que Friburgo no es Berlín.  Bueno, con respecto a este tema  solamente podríais  saber lo que sentimos en ese momento si fueseis pintores o pertenecieseis de alguna manera al mundillo del arte, sobretodo aquí en España.

Antiguo Ayuntamiento  construido en  1559. Desde 2007 en este edificio se encuentra la oficina de turismo.

  Por la tarde, descanso en el camping que nos vino muy bien. Descarga de fotos en el portátil y una peli por la noche.

Canal de Fischerau

  Para no perder la costumbre y para que nos habituásemos a ello, por la tarde-noche, comenzó a llover y creemos que no lo dejó en toda la noche. A nosotros esto de la lluvia no nos incomoda demasiado, refresca el ambiente y es lo que venimos buscando. El mar nos entusiasma  pero no bajo el punto de vista  playero y no nos gustan las piscinas. De la lluvia uno se puede defender a la hora de caminar por las calles, o del frío, pero ¿como se defiende uno de las chicharreras  de las calles madrileñas en julio y agosto?


  Por eso y mientras solo dispongamos de vacaciones, es decir, mientras alguien sea  dueño de nuestro  tiempo, creo que llegaremos a conocer mejor Europa, de Madrid hacia arriba y dejaremos las maravillas del  sur para el momento en que seamos libres, si eso nos llega en algún momento y la señora Merkel y demás  dioses de la economía nos lo permiten.

Siguiente destino: Lago Titisse



Si te ha gustado esta entrada y la información que incluimos te ha sido útil..... agradecería tu g +1
recomienda este blog en google.


4 comentarios:

Christa dijo...

Esta muy interesante ,las fotos y la vista de españoles de la ciudad Friburgo.
Muchos saludos de Selva Negra.
60 kilometros de Friburgo.
Felicidades Christa

elviajerosinprisa dijo...

Hola Chista: Nos alegramos que te parezca interesante nuestra visión de Friburgo. Debo decirte que a lo largo de todo el viaje Alemania nos gustó mas y mas.
Feliz Navidad para toda la Selva Negra desde Madrid.
Abrazos.

FRANCISCO dijo...

Una Ciudad preciosa, fue la Ciudad de mi infancia y primera juventud como emigrante y la Ciudad de mi sueño futuro. Gracias por el fiel reflejo que habéis hecho.
Francisco

elviajerosinprisa dijo...

Cierto Francisco es preciosa y no nos extraña que hayas tenido una feliz infancia y adolescencia en sus preciosas calles y aunque alguien dijo "Al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver" no estamos de acuerdo, si tu sueño es regresar a Friburgo en un futuro, seguro que serás tan feliz como antaño o posiblemente mas ya que unirás recuerdos a nuevas experiencias.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...