ACOMPÁÑANOS EN NUESTROS VIAJES

20 de dic. de 2012

GALICIA, COSTA NORTE 1. Playa de Las Catedrales, Lugo


08-09-2011

Muchas ganas teníamos de pasarnos por Galicia pero hay tanto apetecible para conocer en una primera visita que no sabíamos por donde empezar.
Se nos presentó la ocasión "pillando" una semanita fuera de temporada.
Navegando  por Internet, vimos unas preciosas  fotografías y en un principio pensamos que eran de Etretat, en la Normandía francesa, con sus acantilados y sus famosos arcos de piedra que tan gratos recuerdos nos traian, llevándonos una mayúscula sorpresa cuando comprobamos que las fotos estaban hechas en la costa lucense. Costa Mariña: si resulta que tenemos "en casa" una maravilla semejante ¡¡ y nosotros sin tener ni idea !!.
Pues ya tenemos el plan decidido. Se nos acabó la incertidumbre de por donde iniciar una primera visita a Galicia.
Comenzaremos en la Playa de las Catedrales en Lugo, cerca de Ribadeo, el extremo mas oriental de la costa gallega, ya lindando con Asturias, y desde allí, a recorrer toda la costa en dirección hacia occidente hasta que el tiempo se nos acabe.



Salimos de Madrid tardísimo, sobre las siete de la tarde con atascos y toda clase de inconvenientes cotidianos y eso hizo que llegada las doce de la noche, mas o menos, decidimos buscar un cobijo para terminar el día. A esas alturas de la A-6, sin pensarlo mucho salimos de la autovía en dirección al primer pueblo que encontrásemos. Nunca pernoctamos en las áreas de descanso de las autovías, en ésta ocasión resutó que llegamos a la localidad de Villalpando. Un sitio estupendo para pasar la noche de una manera imprevista. Pueblo muy tranquilo, calles anchas,en llano, sin molestias. N 41º 51' 55'- W 05º 25' 05''.

09-09-2011

Lo dicho, un lugar idóneo y además enseguida te reincorporas de nuevo a la A-6
Llegados a Lugo capital fuimos a buscar un Supermercado para llenar la despensa y a pesar de que tuvimos que preguntar un par de veces, no resultó difícil llegar a una zona de multiservicios comerciales típicos en las capitales de provicia.
En el aparcamiento de un Super nos encontramos con un matrimonio argentino que viajaba en una camper. Estaban realizando el viaje de sus vidas. De momento venian a recorrer toda España sin fechas para terminar ni trayectos preestablecidos, después, si todo les iba bién, pasarían hasta algún otro país europeo. Sin embargo para estar metidos en semejante aventura les asaltaban multitud de dudas con la forma de moverse con una camper. Todo eran preguntas sobre los sitios donde poder dormir, lugares interesantes, ¿qué ciudades son mas hospitalarias que otras?. Demasiadas preguntas y dudas fundamentales para tan poco tiempo como disponíamos para darles información y para estar ambarcados en un viaje de esa envergadura.
No obstante, tratamos de asesorarles lo mejor que supimos en una agradable conversación que se prolongó durante un buen rato.
Nos despedimos de ellos pensando que a ver si las circunstancias de la vida nos permiten en algún momento poder realizar un viaje parecido, con muchos meses por delante y sin fecha fija para el regreso....carretera y manta....¡que sueño!.


                           


Salimos de Lugo por la N-640 en dirección a Ribadeo con la intención de llegar directamente a la playa de las Catedrales, esperando que allí se pudiese pernoctar, cosa que no teníamos nada claro.
Por el camino encontramos una señal de área de servicios para autocaravanas. Aunque no recuerdo el nombre del pueblo, entramos a vaciar y llenar depósitos y detenernos para comer. Había otra Ac también aparcada comiendo. Encontrarse con estas señales en las carreteras de nuestro país, es toda una experiencia, nos hemos creído por un momento que estábamos en Europa, pero nó, ¡ es Galicia !.
No tomé nota ni del pueblo ni de las coordenadas del área por el susto que nos pegó nuestra gata Violeta que hoy viajaba con nosotros. En un momento determinado la echamos de menos al darnos cuenta que  habíamos dejado abierta la puerta por unos instantes al entrar y salir cuando llegamos al área. Comenzamos a buscarla por los alrededores con verdadera angustia, incluso los vecinos de la otra Ac nos ayudaron al vernos tan preocupados. Nada de nada, ni por aquí, ni por allá, ni cerca, ni lejos... qué momentos mas terribles¡. Quien tenga mascotas lo entenderá. Una gata muy joven que jamás ha salido de casa desde que la encontramos abandonada en la calle con solo unos días de vida.
No sé cuanto tiempo real pasó aunque a nosotros nos pareció una eternidad, pero cuando estábamos empezando a pensar en que teníamos que ir asimilando el hecho de que estaba perdida, se me ocurrió mirar por enésima vez en el interior de la autocaravana, pero esta vez revolviendo al centímetro todo lo que fuese necesario. Era hacer algo por no quedarnos quietos. Y mira por donde, la muy puñetera, se encontraba plácidamente dormida detrás de un plumífero que llevamos guardado para los perores días de invierno en el fondo de un armario.
¡Diós, qué sudores! y qué trago! ¡Que hiiiiiija de la peloooona!.




Con este susto en el cuerpo hasta se nos quitaron las ganas de comer. Proseguimos viaje ya tranquilizados, empezamos a disfrutar del paisaje que tenemos a la vista. Comienzan los bosques frondosos a envolvernos, los eucaliptos se alzan vigorosos a nuestro alrededor. Hacemos un alto al pasar el desvío hacia Vegadeo adentrándonos por la ría medio lloviznando, medio nublado, Galicia nos recibe como debe ser.
Evitamos entrar en Ribadeo porque sabemos que la playa de las Catedrales está mas alejada. No llevabábamos coordenadas pero preguntando fuímos acercandonos hasta que nos pudimos enganchar a la continuidad de los letreros turísticos que sin posibilidad de pérdida nos dejaron en su amplio aparcamiento. N 43º 33' 10" W 07º 09' 24".




¡Qué momento!  Para los habitantes del interior de la península, siempre es un momento mágico cuando arribamos junto al mar. Allí sigue, tan espléndido como siempre, majestuoso, imponente. A última hora de la tarde, algo nublado, el Cantábrico está mágico y se nos antoja misterioso por la poca luz que hay.
Aparcamos junto a varias Ac's y algunas camper y salimos ansiosos de acercaqrnos y bajar hasta la playa. Empezamos a descubrir éste mágico lugar con la suerte de quien persigue incansablemente lugares y momentos inigualables, que sabemos que existen, pero hay que llegar a ellos en su momento. La marea estaba retrocediendo lo que permitió poder adentrarnos entre sus acantilados moldeados por la mano incansable del bravío oleaje que durante siglos nos ha forjado las mas bellas obras escultóricas.... simplemente para el deleite de quien sepa contemplarlas.




¡Que maravilla! Caminando por la arena húmeda, instantes posteriores a ser abandonada por el mar, podemos recorrer sus intrincados muros y comprender, rápidamente, por qué la sabiduría de los lugareños ha dado en llamar a éste lugar: La playa de las Catedrales. No podía ser de otra manera. Ningún adjetivo podría definir mejor éste lugar.




Casi no hay luz, pero no importa, llegamos hasta donde el mar nos permite, sabiendo, eso sí, que todavía está retrocediendo. Hay que tener cuidado con el tema de las mareas. TABLA DE MAREAS    No tuvimos necesidad de planear nada, ya teníamos en mente que al día siguiente teníamos que ver todo esto a pleno sol y con mas calma, sabiendo de antemano que por la mañana temprano, esto estaría en plena bajamar.




Ya casi sin luz, regresamos al aparcamiento recorriendo la parte alta de los acantilados. No tiene desperdicio.
Cenamos y nos disponemos a solucionar donde pasaríamos la noche.




 En el aparcamiento seguían estacionadas otras tres Ac's y alguna camper extranjera. Observo que junto a una autocaravana se ha formado una pequeña tertulia al aire libre, fresco y húmedo a esas horas. Allí nos dirigimos, paraguas en mano, a disfrutar de esos encuentros fortuitos que muy a menudo tan buen sabor de boca nos dejan.



Me fijo en el dueño de una "pavita" con matrícula de Barcelona que me hace pensar, debe tener una dilatada experiencia, posiblemente sabe a ciencia cierta si aquí se puede pernoctar. Mira por donde se trata de un matrimonio de Galícia que hacen su primer viaje en autocaravana. Recién comprada de segunda mano "para probar el tema". Encantadores ellos, José y Consuelo de Pontedeume  están disfrutando como críos de su nueva experiencia.




Se alargaba la tertulia inevitablemente y nadie tenía claro si allí se podía pasar la noche o no. La cuestión quedó clara cuando nos fijamos con detenimiento en la placa que hay a la entrada del aparcamiento. Esta prohibido "estacionar" desde las 12,00 h. hasta las 08,00 de la mañana. Prohibido estacionar a toda clase de vehículos, por lo tanto la situación era clara, había que buscar otro sitio.




 Y aquí nos vino a salvar nuestro "anfitrión" José, conocía un sitio cercano a Ribadeo donde otros autocaravanistas lo utilizan para pernoctar por esta zona sin problemas. Se trata de una zona comercial, en el aparcamiento de un Eroski, decidido, hasta allí nos dirigimos las cuatro autocaravanas dirigidas por la veterana "Rápido" de José y Consuelo. N 43º 32' 24" W 07º 03' 39".
En el amplísimo y tranquilo aparcamiento de asfalto proseguimos la charla hasta que el cansancio nos recomendó retirarnos a nuestros chalets itinerantes. Que maravilloso invento.

 
.
.

.
.

10-09-2011

Después de una noche muy tranquila nos despedimos de todos porque cada uno llevábamos planes diferentes. Temprano nos dirijimos nuevamente al aparcamiento de la playa y a eso de las nueve estábamos allí casi solos.




Una magnífica mañana despejada nos prometía un día alentador. Y así fué, aquello era caminar a través de un mundo mágico. Bajamos hasta la playa en plena bajamar y comenzamos a dejar las primera huellas en la arena húmeda, observamos como el mar se ha alejado, como queriendo mostrarnos por unas horas su magnífica obra escultórica. Ante esta belleza salvaje, pocos lugares hemos conocido que nos hayan causado tal impresión, Étretat posiblemente. Hay que imaginarse el momento, casi sin gente, al ser temprano, el sol, muy tumbado, brilla con fuerza y los reflejos se mezclan con el agua , la piedra, la arena y la brisa del mar casi se palpa.




Nos vino a la mente el conocido dicho gallego sobre las meigas, que no creemos en ellas, pero hoy " haberlas áilas ".porque estábamos embrujados con aquel lugar. No queríamos perder detalle porque todos los rincones eran deslumbrantes, colores y formas parecían que nos observaban mas que nosotros a ellos.



 Se pueden atravesar majestuosos arcos de piedra caminando por debajo oyendo el batir de las olas, hay cuevas a las que se puede entrar a través de medio metro de agua que el mar ha dejado allí antes de retirarse durante unas horas. Al final terminamos con los pantalones remangados hasta las rodillas y las zapatillas en la mano para poder llegar a lugares inaccesibles de otra manera.



Llegando hasta el extremo de la bajamar donde el agua ya no retrocede mas, la virulencia del oleaje parece advertir al intrépido y ocasional visitante que solo hasta allí está dispuesta a mostrarle sus  esculturas de piedra. Bueno bueno, sublime, fantástico y único.

Una muestra de el arte que la naturaleza es capaz de crear.
No hay artista que pueda igualarlo.







.
.




.
.



Hablando de arte; si con estas imágenes os habéis animado a visitar Lugo y sus "catedrales", tomad nota de este enlace, Arquivoltas es un mapita interactivo con la situación e imágenes fantásticas del arte románico en Lugo. Puede que encontréis un motivo para nuevas escapadas.

Nos dirigimos a: Estaca de Bares

Si te ha gustado esta entrada y la información que incluimos te ha sido útil..... agradecería tu g +1
recomienda este blog en google.

Y para todos nuestros amigos autocaravanistas,
para todos los viajeros en general,
 visitantes habituales,
 visitantes ocasionales o en tránsito,
 os deseamos


 y  agradecemos que hayáis pasado por aquí. Si os apetece
 volved cuando queráis 
seréis bienvenidos. Si no tenéis ocasión de volver FELIZ VIAJE

Elviajerosinprisa


8 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Una gran maravilla, todas las tomas me han encantado, me han impresionado las de las piedras a partir de la 46, vaya colorido.
Desearte a ti y a los tuyos unas felices fiestas y un buen año de viajes.
Un abrazo

Benildo Cano. Nómada dijo...

Hola, Esteban y Flor! Hace mucho tiempo que no me pasaba por aquí, he endado bastante liado. Es un placer viajar con vosotros, vuestros relatos y fotografías.
NO sé si podré publicar la entrada, en el blog de acuarelas me es imposible. Ya me había pasado otras veces.
Felices Fiestas y Buen Año 2013!!
Un abrazo.
Beni.

elviajerosinprisa dijo...

Hola amiga. Es fácil entusiasmarse en un sitio semejante y si además encontramos un día propicio de luz y tranquilidad aquello se convierte en un regalo inesperado.
Nuestros mejores deseos para vosotros. Gracias y un abrazo.

elviajerosinprisa dijo...

Hola Beni. Nos alegramos muchísimo de saber nuevamente de tí.
Mientras las circunstancias nos lo permitan, seguiremos en ello... no queda otra.
Nuestros mejores deseos para vosotros.
Un abrazo.
Flor y Esteban

òscar dijo...

Hola, me ha encantado la crónica, muy bien narrada y muy buenas fotos.
Nosotros, el pasado verano, también estuvimos en la Playa de las Catedrales y nos encantó.
Si me permitís una recomendación (dentro de lo poco que conocemos) es que visiteis Finisterre (tiene área AC, donde dormir sin problemas, coordenadas: 42.887379, -9.272177) si coincidis un día sin nubes, podréis disfrutar de una puesta de sol aluciante.
Por cierto, nosotros también tenemos un par de gatos (uno de ellos bastante aventurero, aunque no viaja con nostros) y llevan una chapita con nuestro móvil, nos ha servido para recuperar al más aventurero en un par de ocasiones (se va de excursión por el vecindario)
Un abrazo y que el 2013 os traiga muchas salidas y aventuras.
Feliz año!
Òscar

p.d.: vaya lujo visitar Las Catedrales a solas, que envidia!

Fernando Santos (Chana) dijo...

Excelentes fotografias...
Feliz Ano Novo....
Cumprimentos

elviajerosinprisa dijo...

Hola Oscar.
Muchísimas gracias por tus recomendaciones. La zona de Finisterre la tenemos apuntada para una nueva ocasión, sobre todo desde que leímos en vuestro blog el relato de vuestras pasadas vacaciones por Galicia y Asturias. Fíjate que no hemos caído en llevar el teléfono en la chapa de la gata, sobretodo después de un montón de años con nuestro anterior amigo "Rufo" que sí la llevaba y sabiendo lo intrépida que es ésta pequeña. Cuando se la pongamos nos acordaremos de vosotros.
Aprovechamos también para desearos que tengáis un estupendo año nuevo lleno de magníficas aventuras.
Otro fuerte abrazo para vosotros
Flor y Esteban.

elviajerosinprisa dijo...

Feliz año nuevo amigo Fernando.
Gracias por tu visita.
Un abrazo desde Madrid.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...