ACOMPÁÑANOS EN NUESTROS VIAJES

27 sept. 2014

UN MES POR LA TOSCANA I. De Madrid a Coll de la Maddalena


ITALIA, TOSCANA, Mayo 2014

Hemos cambiado los planes de ir a Holanda y Bélgica por la Toscana después de ver un programa en TV sobre Florencia y en especial sobre la cúpula de Bruneleschi en la basílica de Santa Maria del Fiore. 


Nos dimos cuenta que son esos lugares que hay que conocer sin escusas, hay que estar allí, verlos, disfrutarlos y en este caso hay que subir sus cuatrocientos y muchos escalones. Sí o sí, como se dice ahora, pero claro, esto hay que hacerlo antes de que nos abandonen las fuerzas , antes de que las rodillas digan basta.

Area de servicios en VIC.

Visitar Italia era un plan largamente anhelado. Volver a Italia, esta vez con la autocaravana, después de más de treinta y tantos años lo teníamos en mente desde que  tenemos la AC y nos hacía muchísima ilusión, pero siempre habíamos pospuesto el viaje esperando poder hacerlo con tiempo, relajados y fuera de la temporada estival de Julio y Agosto. Otros resquemores, infundados o no, nos había echado para atrás en más de una ocasión. Pesaba bastante en nuestro ánimo el tema de la seguridad, pero después de casi cinco años de viajar en autocaravana hemos llegado a la conclusión que Italia no debe tener más problemas que cualquier otro lugar similar a nuestro país y que actuando con el mayor sentido común y  la utilización de todos los sistemas de seguridad a nuestro alcance, siempre y en todo momento sin relajarnos ni para ir a comprar pan, no deberíamos tener ningún problema, sumándonos así a un porcentaje importante de autocaravanistas que opinan no haber tenido ninguna sensación de peligro viajando por Italia, ni más ni menos que en otro lugar, ni más ni menos que en nuestro país.
Al final nos decidimos ¡ vamos a Italia ! 

Arles. Estacionamiento y pernocta junto al Ródano

Nuestra intención es recorrer una zona concreta sin extendernos por todo el país, eligiendo conocer algo más en profundidad una región antes que atravesar "la bota" de norte a sur y ver solo tres o cuatro sitios emblemáticos después de grandes "jartadas" de kilómetros. Teniendo a Florencia como punto principal y lugar imprescindible del viaje, la alternativa sale sola; La Toscana. ¿Quién no ha oído hablar de la "maravigliosa” Toscana?, quien no ha oído hablar del sol de la Toscana, de sus paisajes, de sus pequeños pueblos medievales, de sus puestas de sol?, la Toscana por aquí, la Toscana por allá, precisamente ése era el resquemor que no dejábamos de llevar encima. ¿No sería éste uno de esos sitios en donde la literatura, el cine, la publicidad volcada hacia el turismo crean enormes expectativas, muy por encima de lo que luego te encuentras?.... Bueno, pues solo hay una manera de comprobarlo; vamos y lo vemos.

Alternativa junto al área en Arles.

Recopilamos toda la información posible en la oficina de turismo italiana en Madrid (Dirección: Calle de Serrano, 120, 1º derecha, 28006 Madrid. Teléfono: 915 67 06 70. Muy interesante también visitar: (www.enit.it/es), donde nos atendieron estupendamente, cargándonos con planos de ciudades, carreteras y lugares imprescindibles, así como de otros destinos muy interesantes y menos turísticos. Siempre con un oculto anhelo por descubrir lugares que no conoce casi nadie, ¿será posible en la hiper-turística Toscana, aunque vallamos con tiempo suficiente y sin fechas concretas para volver a casa?, me temo que no, siempre nos dejaremos cosas preciosas por conocer, pero bueno, es igual, ¡ allá vamos !.
También nos informamos, como siempre, buscando relatos de otros colegas en sus blogs y en el foro de AcPasión.

Recogimos todos los mosquitos de La Camarga.

 Como es nuestra costumbre desde hace tiempo, hemos preferido viajar sin pisar las autopistas de peaje; esto, economías aparte, nos ha permitido conocer mejor los países por donde viajamos, las autopistas son todas iguales. En este caso se nos presentó una duda a la hora de elegir la ruta a seguir hasta Lucca, primer destino en Toscana, por la cantidad de comentarios negativos sobre el trayecto entre la frontera Francia-Italia por  Ventimiglia hasta Génova, famoso tramo de autopista de peaje compuesto por multitud de conjuntos túnel-viaducto unos detrás de otros por donde se comenta que es un largo tramo muy pesado por los atascos, frecuentes accidentes, estrecho y caro. Lo que ocurre es que no hay alternativas mejores. Me explico: viajas por la autopista o te metes por las carreteras normales culebreando entre acantilados subiendo a las nubes para bajar a continuación a ras del mar atravesando todas y cada una de las poblaciones de la costa de Liguria.

Arles: Restos de la muralla.

Una solución bastante buena la leí en AcPasión de la mano de Alpebret, gran conocedor de las rutas por Italia y que una vez más da en el clavo con éste consejo.
Para viajar sin autopistas, incluso evitando las francesas y toda la zona de la costa azul: llegar hasta Aix-En-Provence, subir por la D4096 en dirección a Gap, antes de llegar a Gap desviarse hasta Barcelonnette y subir el Col de Larche, frontera con Italia donde pasa a denominarse el Coll de la Maddalena, bajar hasta Cuneo y de ahí a Savona, un poco antes de Génova, nos hemos evitado así el follón de la costa azul ,que no es poco, y más de la mitad de la costa de Liguria que tampoco es moco de pavo.

La fuente de Amédéé Pichot.

Jueves, 8 Mayo 2014

Nos ponemos en marcha. Ya no hacemos planes de salir a tal o cual hora, cuando lo tenemos todo listo, salimos.
Camino de la Junquera paramos en las afueras de Zaragoza por la Z-40 en un L'dl para avituallarnos lo más posible en el tema alimentario, esto nos ahorra esfuerzo y trasiego  a la hora de salir de casa, además sin cargar casi agua limpia,  así los primeros quinientos o seiscientos kilómetros vamos prácticamente con las manos en los bolsillos y sin pesos extra. Con el ahorro de combustible que supone, mucho o poco, en estos tiempos no es desdeñable.
Por la perfecta C-25 nos dirigimos camino de la Junquera y a la altura de Vic nos decidimos a pasar la noche en su área municipal. (N41º 56' 06" E02º 14' 24")  Llegamos sobre las 11:30, encontrándonos con varias Ac en relajada pernocta, sumándonos a ellas en perfecta armonía.

Arles.

Viernes, 9 Mayo 2014

Al  levantarnos ya estaban nuestros vecinos de pernocta holandeses sentados a las puertas de sus respectivas autos tomando el sol, como si les fuese a faltar en lo que resta de verano. ¡Qué obsesión con el sol!, aunque no nos extraña si nos acordamos del clima que tienen en su tierra todo el año.
Nos llevamos una pequeña sorpresa cuando a la hora de llenar el depósito de agua limpia, comprobamos que hay que introducir una "pequeña" moneda de 2 € para llenar cien litros. ¡Que pronto nos ponemos los españoles a  nivel europeo! pero solo para algunas cosas y siempre cuando se trata de cobrar.
Pero la sorpresa más grande nos la llevamos cuando compruebo que una rueda delantera está casi sin aire. Recién compradas y cambiadas antes de hacer éste viaje; solo tienen los kilómetros que hay entre Madrid y Vic. ¿Un pinchazo? No parece lógico tratándose de neumáticos nuevos.


 Preguntando preguntando, llegamos a una tienda exclusiva de neumáticos que  por cierto, recomendamos desinteresadamente, porque el trato recibido fue extraordinario además de efectivo, que al final es de lo que se trata. Primero, comprueba el chaval que no había pinchazo alguno, percatándose entonces que pierde aire por la válvula.
- ¡Pero si son nuevos los neumáticos!.
-Nada, nada, que esto es así, vienen mal y ya está.
Desmontó las dos ruedas delanteras  y  se trataba de poner una pequeña pieza (que no recuerdo el nombre) en las válvulas. Bueno pues ya está. Menos mal que ha sido aquí y no en Francia o Italia.


-¿Cuánto te debo?
-¡Nada, nada! si no ha sido nada.
-Pero hombre, esto no es posible, menudo engorro y menudo trasiego con las ruedas. Te ha llevado más de una hora entre quitar y poner y luego comprobar el aire de los cinco neumáticos (la de repuesto también).
Me costó Dios y ayuda convencerle para que me aceptase una pequeña propina. Talante de buenos profesionales que no abundan y además bien joven. Dejo su dirección y coordenadas por si alguien necesita sus servicios en Vic, es lo mínimo que  merecen después de su cordialidad: Neumáticos EquipExpress en N-152, carretera Barcelona (dentro de Vic) N41º55'42" E02º14'42".

Arles, Anfiteatro.

La llegada a Francia por la Junquera en la N-II fue tan caótica y compleja como siempre y eso que estamos en Mayo, eso sí, es viernes; atravesar esta especie de bazar callejero sigue siendo una locura. Nosotros jamás nos hemos detenido aquí, todo lo contrario huimos como de la peste. No hay ahorro posible que nos compense estas angustias. Ahora que recapacitamos, puede ser, sin saberlo a ciencia cierta, que el precio del tabaco y sobre todo de las bebidas alcohólicas sigue siendo mas barato en España que en Francia. ¡Con todo lo que ha subido el coste de la vida en nuestro país! Pero en Francia y en la mayoría de países europeos tienen gravámenes mucho mas altos para estos productos de consumo de los que se puede prescindir y sin embargo siguen manteniendo muchas menos  cargas impositivas en otros productos  que son mucho mas imprescindibles. A lo mejor si en estos impuestos nos pusiésemos también a nivel europeo no sería necesario subir el IVA en productos de primera necesidad. Al final es lo de siempre, la voluntad de querer hacer las cosas en un sentido o en otro, de una manera o de otra para llegar a un mismo fin.

Arles.

Y continuamos; mucho follón en Le Bolou porque seguimos fuera de los peajes. El TomTom por estos lugares sigue sin pillar las nuevas carreteras y hasta llegar a Perpiñán tenemos que hacerlo prácticamente a ojo. En Perpiñán otro follón por las obras, pero en Narbona y Béziers todavía mas, aún así llevamos buena marcha hasta Montpelier por la autopista gratuita. Aquí en esta ciudad al paso, nos llamaron la atención los tranvías pintados de flores, preciosos, como si fuesen los hippies de los 60.
Seguimos por buenas carreteras secundarias y comarcales introduciéndonos en la región de La Camargue, bonitas estampas a la caída de la tarde, con muchos humedales a derecha e izquierda de la calzada.
Casi de noche, cerca de Aigues-Mortes, aparece en el TomTom el icono de un área y decidimos entrar a verla. Resultó ser una de esas que son casi como un camping, ubicada en esta ocasión en un entorno marino muy recomendable para practicar la pesca, navegación y toda clase de multi-aventuras. Pero solo para pasar la noche no nos apetecía ir a buscar al vigilante a no sé qué oficina, pagar 10€ para no utilizar ningún servicio, etc. Mucha infraestructura para solo un rato. Nos vamos, seguimos hacia Arles que ya no está lejos y es nuestro primer destino al que tenemos intención de visitar con detenimiento.

Arles.

Hay que terminar de pasar La Camargue y un poco antes de llegar a Arlés atravesamos una nube densísima de mosquitos que pululan a ras del suelo cuando desaparece el sol. El ruido de los impactos contra la chapa y los cristales era impresionante a pesar de que circulábamos despacio, parecía como si nos estuviesen apedreando.
Llegamos al área de Arlés con un poco de confusión. Junto al aparcamiento que está detrás de la estacón de autobuses vemos una calle muy tranquila y con espacio suficiente para aparcar donde ya hay dos autocaravanas mas. Nos situamos detrás de la última y bajamos a localizar, caminando, la ubicación de la auténtica área que se encontraba solo a unos metros mas adelante pero completamente llena, incluso ocupando, muchas de ellas, el espacio destinado a los autobuses. Hay cinco o seis plazas reservadas para las Ac, sin embargo había cerca de una veintena.

Arles: Teatro antiguo

Frente al Ródano, inmenso y tranquilo, el ambiente general era apacible y agradable. Un poquito mas adelante, en dirección al centro de Arlés y en paralelo al río, se encuentra el borne de servicios para  autocaravanas, gratuito y muy práctico y cómodo para las labores de cargar y vaciar. Una vez mas, "chapeau" para los "franchutes". N 43º 41' 05" E 04º 37' 50".
Al volver con intención de cenar y acostarnos, nos cruzamos con el vecino de la auto que teníamos aparcada delante. Ya habíamos visto que eran italianos y nos dio la impresión que con la excusa de tirar un envase a un contenedor cercano, había salido a echar un vistazo y ver quien se le había parado detrás;  Al ver que eramos españoles  se acercó a  entablar conversación, lo cual agradecimos; es estupendo conocer gente y además  suelen surgir informaciones interesantes o anécdotas para recordar, al fin y al cabo es con estos contactos como nos enriquecemos si conseguimos llevar una conversación medianamente fluida. A los italianos, si hablan despacio, se les entiende bastante bien y así fue en esta ocasión, además  Renzo, que así se llamaba él, nos contó que de joven estuvo trabajando mucho tiempo por distintas ciudades en España y el idioma lo manejaba bastante bien para fortuna nuestra. 

Arles: Teatro antiguo

Al poco rato salió su pareja, Ana, y allí estuvimos los cuatro durante largo tiempo. Renzo y Ana, encantadores. Los temas fluían de manera agradable, uno detrás de otro, pero sobre todo cuando les dijimos nuestra intención de viajar a Italia y en concreto a la Toscana. Aquí, se volcaron con nosotros. Toda indicación les parecía poca, se les notó que querían que tuviésemos el mejor de los viajes posible y que no nos perdiésemos nada, hasta el punto de que nos sacaron unas fotocopias de todas las áreas de la Liguria y de la Toscana.
-Si tenéis algún problema llamar a esos teléfonos de amigos y os ayudarán en todo lo que sea necesario. Quedaros las fotocopias que nosotros haremos más-.
Estupendos,  se ajustaban exactamente a la imagen que por regla general los españoles tenemos de los italianos aunque no hayamos conocido a ninguno. Son de lo mas afectuoso y simpáticos.
 Se nos hizo muy tarde, allí fuera con los planos de Italia en la mano. Nos volvió la cordura, decidimos irnos todos a dormir y quedamos para mañana después de comer a tomarnos un cafelito en la auto.

Aquel brebaje milagroso.


Sábado, 10 Mayo 2014

Tenemos la ventaja de llevar un plano de la ciudad ya desde casa y mas información que nos había proporcionado la oficina de turismo italiana en Madrid, así no perdemos tiempo en buscarla aquí. Vamos derechos hacia las zonas de interés. Desde el área está todo a un paso. Cruzamos primero por una de las siete puertas, no sé porque ese número era tan habitual en las ciudades fortificadas. A partir de ahí, todo se estrecha en un conglomerado muy típico de las antiguas urbes de origen romano  con la impronta de los franceses, cuidadas y limpias. Llegamos con facilidad al famoso anfiteatro, circo romano o "arena" como dicen aquí.

Arles. Entrada a la Fundación Van Gogh

Seguiremos los consejos de otros buenos viajeros, que coinciden en que no merece mucho la pena visitar el interior de todos estos monumentos, aparte de que se ven muy bien en todo su conjunto desde fuera y por tanto la visita al interior, no supone por lo general ningún añadido demasiado interesante.
Primero damos la vuelta a la arena para llegar al teatro antiguo al aire libre el cual y efectivamente, desde fuera se ve casi en su totalidad, en nuestra opinión, no merece la pena gastarse en la visita al interior de estos restos arqueológicos. Llevábamos marcados en nuestro mapa mas lugares interesantes para visitar por dentro.


Pasamos junto al museo  "espace Van Gogh", por fin vemos algo relacionado con este loco maravilloso. Sin embargo como hemos quedado a las cuatro de la tarde para tomar café en nuestra auto con Renzo y Ana, decidimos irnos a comer pronto y por la tarde terminar de hacer la visita a Arlés con especial interés en Van Gogh.


Llegaron Ana y Renzo a la hora acordada. Un cafetito después de comer y una prolongada charla es algo que apreciamos especialmente.
Los temas surgen espontáneamente y ante alguna pequeña dificultad con el idioma, lo suplíamos con paciencia,  dándole  tiempo al tiempo, al final conseguíamos entendernos, siendo conscientes del inapreciable valor de intercambiar este tipo de experiencias. ¡Cómo agradecemos y valoramos estos momentos! ¡genial!.

Arles desde la azotea de la fundación Van Gogh.

Hablamos de todo, de política, como no ( interesantísima conversación, cuanta similitud de nuestros dos países en tantas y tantas cosas ).
Hablamos de formula1, además de ser buenos aficionados, Renzo y Ana  viven en Monza y su casa se encuentra a pocos metros de una de sus famosas curvas, de tal manera que cuando están viendo la retransmisión del Gran Premio por TV., dejan una ventana abierta y el sonido real lo tienen en directo,¡¡que envidia!! . Y por supuesto hablamos mucho, largo y tendido, sobre el mundo de las autocaravanas. 

Espacio Van Gogh (Hospital donde estuvo)

Aprovechamos la ocasión para intentar tener una visión mas precisa de como ven en el extranjero el autocaravanismo en España, y lamentablemente nos confirman lo que en otras ocasiones también nos han comentado otros viajeros europeos. Se sigue pensando que en España hay mucha inseguridad, una excesiva inseguridad, eso, mas las dificultades que encuentran para moverse por la costa mediterránea, por ejemplo, da como resultado el hecho de que no viajen por España; es más, Renzo mostraba vivos deseos de visitar distintos lugares de nuestro país por aquello de haber trabajado aquí en su juventud, pero "no se atreven".

Boceto Flor Estébanez


Arles: El Ródano frente al área.

En este punto de la conversación hicimos un alto premeditado por ambas partes, teníamos vivos deseos de dejar éste tema lo mas cercano a la realidad posible. Es decir, ellos opinan de la seguridad en nuestro país, mas o menos, lo mismo que nosotros del suyo. Les invitamos a que se acerquen despacio y con tranquilidad a la denostada "piel de toro". Intentamos, en la medida de nuestra capacidad, hacerles ver  que se pierden  la inmensa riqueza monumental  y diversidad de nuestro país y que sin embargo no hay mayor problema del que pueda existir en Italia, que manteniendo las precauciones, costumbres y maneras para moverte en autocaravana igual que si fuesen por Italia, no tendrán mayores problemas.


Lo que todos sabemos; en plena temporada alta, será difícil o mejor dicho imposible encontrar un sitio junto a la costa mediterránea donde puedas pasar la noche gratis "mirando al mar".  En estas fechas tendrás que meterte inevitablemente en un camping o buscarte la vida alejados de la costa . Sin embargo por el interior existe una oferta cultural, deportiva, paisajistica, gastronómica, muy extensa e interesante y desde luego mucho menos aglomerada,  un largo etcétera, en donde no tendrían problemas para moverse. Así nos ha pasado a nosotros durante los últimos casi cinco años. 

La Provenza.

Evidentemente no podíamos profundizar en los males que aquejan al autocaravanismo en la actualidad en España, no era cuestión de hablarles de las miserias que nos envuelven, solo era cuestión de hacerles ver que no es justo que nos traten como un país de segunda (aunque en nuestro fuero interno, a lo mejor, la realidad española la situamos bastante mas abajo) e inevitablemente nos sentíamos en inferioridad de condiciones comparando las facilidades  que se da al autocaravanismo en Europa con respecto a España, aunque en los últimos tiempos esto esta cambiando muchísimo, se están abriendo cada vez mas areas para ACs. Parece que aquí ya se están dando cuenta que el turismo de autocaravana es interesantísimo, otra forma mas de hacer turismo que no solo el de sombrilla y playa y que también dejamos buenos dividendos.

Sisterón.

Hubiésemos  seguido hasta la noche si no hubiese sido porque tenían gestiones que hacer, entre ellas acercarse hasta la oficina de turismo para llamar, vía wifi, a su familia. Después partirían hacia el norte.
Así pues, allí dimos por terminada la interesante "charleta". Nos despedimos agradeciéndoles sinceramente la profusa información sobre Italia que nos facilitaron y por su inestimable compañía, amabilidad, simpatía y buen "filing" que tuvieron con nosotros.


Teniendo media tarde todavía por delante nos fuimos a visitar el Espacio Van Gogh aunque primero pasamos por las famosas "criptoportiques" 7€ por persona consistentes en  restos arqueológicos en una especie de sótano en forma de U sin ningún interés y que nos confirmó, que este lugar también pertenece a esos espacios en Arlés que no merecen demasiado la pena visitar si uno no está interesado especialmente en historia o arquitectura.
Nos costó bastante encontrar lo que en el mapa veíamos como un edificio dedicado enteramente al pintor, "el espacio Van Gogh", el antiguo hospital donde estuvo ingresado y que fue el motivo de alguna de sus obras, pero que en la actualidad no es mas que un espacio multicultural. No se conserva la famosa habitación del pintor, aunque si se puede ver el patio interior donde pintaba  sus famosos lirios. Allí mismo nos enteramos que donde está verdaderamente alguna muestra del pintor holandés es en una fundación privada y que por casualidad, en éste año, presentan una exposición hasta el 31 de Agosto con obras del pintor traídas del museo Van Gogh de Amsterdam.


Entre unas cosas y otras se nos hicieron las 7 de la tarde y la fundación ya estaba cerrada, por lo que decidimos quedarnos a dormir otra vez en Arlés y visitar mañana a primera hora el museo que nos apetecía muchísimo.
De regreso a la Ac, nuestros amigos italianos ya se habían marchado. Nos movimos un poco mas adelante y nos situamos junto al resto de autocaravanas  pasando otra noche tranquila y apacible con unas vistas extraordinarias junto al Ródano.

Primeras estribaciones de los Alpes


Domingo, 11 Mayo 2014

El museo abre a las once de la mañana y un poco antes ya estábamos en sus puertas. Había una enorme expectación y lógicamente mucho público. De la exposición, ¿qué decir?, muy interesante y un verdadero disfrute.
La fundación tiene allí su sede permanente y de vez en cuando  hacen alguna exposición específica del pintor como en ésta ocasión, el resto de la muestra, son trabajos puntuales de diversos artistas contemporáneos que realizan obras siempre relacionadas con Vincent Van Gogh.
Una visita sin prisa y muy satisfactoria.


Tranquilamente salimos hacia la autocaravana dispuestos a seguir ruta con destino a Italia.
Cargamos agua limpia y vaciamos todos los depósitos en el poste gratuito situado unos cien metros mas adelante del área como decíamos antes y salimos en dirección a Barcelonnette con la intención de llegar a Italia por el Col de Larche; para ello y como siempre, ponemos las coordenadas del centro de ciudad y el Tom Tom elige siempre la ruta por donde hay menos kilómetros y sin peajes, esto significa que en muchas ocasiones nos mete por carreteras de montaña, pero como vamos sin premuras de tiempo ni nadie que nos espere, nos dejamos llevar  por multitud de paisajes diversos de La Provenza.

Rumbo a Barcelonette

Un clásico son las extensiones de cultivos de lavanda, pero en ésta época todavía están sin florecer, pero como Fracia es nuestro paso natural hacia el resto de Europa ya tendremos ocasión de admirar sus maravillosos campos de lavanda florecidos.
Viajar en estas condiciones tiene la ventaja de encontrarte con las sorpresas que Francia acostumbra a ofrecer. Esto nos pasó cuando llegamos a Sisterón. Una imponente construcción sobre un enorme
acantilado desplomándose sobre el río Durance. 


Después de atravesar varios macizos montañosos por carreteras comarcales,  rodamos por un buen asfalto de la nacional D-4085. Nos detenemos junto a esta localidad (N 44º 11' 45" E 05º 57' 02") para relajarnos un poco, estirar las piernas y aprovechar para que Flor haga varios apuntes rápidos. Todo fantástico.

Ärea de servicios en Barcelonette.

Ahora circulamos por las faldas de las primeras estribaciones de los Alpes, se empieza a ver nieve en las cumbres lejanas y el aire tiene esa finura típica de las alturas. La tarde se ilumina con reflejos limpios y brillantes, la carretera hasta Barcelonnette es una auténtica preciosidad en primavera, todo verde y mucha nieve arriba en las cumbres, además tiene buen asfalto y circulamos casi solos.
Llegamos ya de noche y vamos sin las coordenadas del área, pero nada mas entrar no tenemos mas que seguir las señales que nos sitúan en una pequeña área, rodeada de árboles en las afueras del pueblo. (N 44º 22' 56" E 06º 39' 28").


SIGUIENTE DESTINO .........COSTA DE LIGURIA Y  LUCCA


Si te ha gustado esta entrada y la información que incluimos te ha sido útil..... agradecería tu g +1
recomienda este blog en google.



4 comentarios:

mmhr dijo...

Ha debido ser un viaje precioso. Me encanta como describís todas las etapas y la cantidad de datos que facilitáis. Las fotos son preciosas. Espero el siguiente capítulo de esta aventura. Un abrazo. Mercedes

elviajerosinprisa dijo...

Hola Mercedes. Sí lo ha sido. Esperamos no demorarnos mucho en publicarlo y ser capaces de reflejar aunque solo sea un poquito las maravillas que hemos tenido ocasión de conocer en Italia (¡Qué país tienen!) Un saludo y muchas gracias.

Renzo Lesica dijo...

Ciao carissimi, l'occasione è per inviarvi i nostri migliori auguri di Buon Natale e felice Anno Nuovo.
Se volete nelle prossime festività Natalizie saremo nuovamente in Camargue!
Anna e Renzo

Emilio Eugenio De Arriba Escolá dijo...

Enhorabuena por vuestro trabajo. Nosotros vamos a mitad de mayo y todo junio a recorrer Toscana y Umbria. Tengo todo el recorrido preparado y documentado, pero he encontrado vuestro blog y me ha parecido fantástico. Os tomo prestada la recomendación del camino de entrada a Italia desde Aix-en-Provence. Saludos cordiales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...